¡Golosos! Ha llegado vuestro día, y también del autor de Charlie y la Fábrica de Chocolate.  El 13 de septiembre de 1916 nació Roald Dahl, autor de la historia que recrea el sueño de cualquier amante del dulce. Por eso, y desde hace veintiséis años, este histórico día se ha convertido en la mejor excusa para comer chocolate sin remordimientos. ¡Qué viva el Día Mundial del Chocolate!

¿Por qué comer chocolate nos hace felices? Seguro que te lo has preguntado alguna vez, Y sí, hay una respuesta para ello. Para empezar, el chocolate es un desestresante. Calma la ansiedad, reduce el estrés y mejora el ánimo gracias a las endorfinas que libera en el cerebro. No es una droga, pero sí puede convertirse en una (dulce) adicción. Por eso, ¡cuidado con él! Porque existen tantas formas de comerlo, tantos tipos de chocolate (y está tan riquísimo) que, cuando vayas a darte cuenta, habrás caído ante la tentación.

No obstante, también hay que saber darle a nuestro cuerpo lo que quiere y está demostrado que el cacao cuenta con innumerables beneficios para la salud: estimula el sistema nervioso central, ayuda a disminuir la presión arterial y da mucha energía a nuestro organismo. Además, es una fuente de fibra y produce una sensación de bienestar.

Sabiendo todo esto es imposible que pienses en quedarte en casa cuando hay tanto que ver, explorar y degustar. Y si tu deseo es comer la mejor versión de tu dulce favorito en el Día Mundial del Chocolate, será mejor que te apuntes estas paradas. ¡Te prometemos que no te arrepentirás!

Ovên Mozzarella Bar

Hay varios por España, por lo que solo tendrás que escoger el que más cerca te pille. Y además de ser uno de la cadena de italianos más ricos, te damos un consejo: deja hueco para el postre. Porque el Biscotti es una delicia que viene directamente del cielo. Se trata de un Crujiente de galleta de chocolate horneada y helado de stracciatella bañada en chocolate fundido. ¡Para chuparse los dedos!

Chantilly Pâtisserie

Es una de las favoritas de los vecinos del barrio de Salamanca (Madrid). Situada en la calle Claudio Coello, 68, la pastelería Chantilly lleva años presume de sus especialidades: la tarta Capuchina y la tarta Selva Negra. Esta última fue elaborada por primera vez en 1915 por el chef y pastelero Josef Keller. Desde entonces, nadie pudo resistirse a sus encantos.

La Duquesita

Podríamos decirte varios postres, pero lo mejor es que vayas a probarlos tú mismo, porque si algo nos ha quedado claro en La Duquesita, es que escojas el dulce que escojas, sentirás que es un pecado en sí mismo. Simplemente, irresistibles.

Pastelería Canal

La encontrarás en Madrid y Barcelona, y al igual que te recomendamos que vayas varias veces (hay mucho donde probar); no podemos dejar de recomendarte la Tarta Sacher. Es perfecta, el bizcocho está esponjoso, la mermelada de melocotón es dulce (pero no empalagosa) y utilizan el mejor chocolate. No te arrepentirás.

Fans

Es una de esas cafeterías de toda la vida, y sus dulces son francamente irresistibles. Por un lado, podrás encontrar las increíbles palmeritas FansFondant. Es como llevarte un mordisquito esponjoso del cielo a la boca si vives en Madrid. Aunque si eres de los golosos de verdad, anímate a probar una de sus tartas. La de tres chocolates es la favorita, y viendo la pinta que tiene podemos comprender por qué. Encuéntrala en Calle Dr. Esquerdo o en las aplicaciones de Just Eat, Deliveroo o Glovo.

Dejar un comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *

Please enter your comment!

  Al enviar tu comentario, autorizas expresamente a Yo Amo Viajar TV a recopilar y procesar tus datos personales con el fin de administrar el blog de Yo Amo Viajar TV, su contenido y los avatares relacionados con tus comentarios de acuerdo con nuestra política de privacidad

Please enter your name here