Joven en una tirolina. Fotografía del Facebook de De Pino a Pino.

Si os gusta la naturaleza, hoy os contamos una forma muy divertida de disfrutar de ella. Niños y no tan niños podrán sentirse auténticos aventureros al caminar suspendidos en el aire superando caminos llenos de obstáculos, o emular a Tarzán volando con lianas. Se trata de los parques de aventura entre árboles.

DE PINO A PINO

Sin salir de Madrid, en la sierra de Navacerrada, se encuentra De Pino a Pino. En este parque de aventuras hay situadas una serie de plataformas en los árboles. A ellas hay que acceder recorriendo pasarelas, escalando, caminando por tablas de madera o puentes movedizos, liberándose de redes, superando puentes tibetanos, saltos, tirándose por tirolinas…jugando. Para ello, los aventureros tendrán un máximo de 3 horas.

Estos obstáculos están distribuidos por circuitos de menor a mayor nivel en función de la altura y la dificultad para superarlos. Según la edad del aventurero en cuestión, se recomienda uno u otro circuito. A partir de los 6 años está el nivel Pequeños Aventureros, pensado para los más pequeños de la casa, que deberán ir acompañados por un adulto.

Los niños de 7 a 15 años también deben ser supervisados por un adulto, pero este puede seguir la evolución del juego desde el suelo. Con 9 años los niños pueden jugar en el nivel Explorador, con 12 disfrutar de la adrenalina del Aventurero y a partir de los 14 probar el Desafío y Nivel Extremo.

El parque no tiene límite de edad: pueden disfrutar de él niños y adultos. Está preparado para acoger eventos de todo tipo, desde cumpleaños hasta despedidas de soltero y reuniones de empresa. Y no hace falta tener unas condiciones físicas especiales más allá de no tener problemas de salud o estar embarazada, por seguridad.

Tampoco es necesario tener un conocimiento previo. La organización del parque proporciona un sencillo curso de unos 20 minutos para que todos los participantes aprendan a manipular las herramientas con las que se mueven entre los árboles: arnés, poleas…que la propia organización facilita.

Las entradas al parque cuestan entre 16 y 28€. Desde De Pino a Pino recomiendan reservar, ya sea por teléfono o correo electrónico, para no quedarse sin posibilidad de jugar. Además, hay que tener en cuenta que el recinto se encuentra al aire libre y las condiciones meteorológicas pueden provocar su cierre temporal. Por lo tanto, nunca está de más llamar para informarse y no llevarse sorpresas. También recomiendan ir con ropa cómoda y, sobre todo, muchas ganas de pasárselo bien.

AVENTURA AMAZONIA

También en Madrid, en este caso en el Valle de la Fuenfría, encontramos los circuitos de Aventura Amazonia, una red de parques de aventuras que cuenta con múltiples juegos, tirolinas, saltos de tarzán… ¡e incluso saltos al vacío!

El Aventura Amazonia de Cercedilla posee 7 circuitos en función del nivel, que depende de la cantidad de obstáculos presentes a lo largo del recorrido y de la altura del mismo. Para los más pequeños está el Kids, seguido del Explorador, el Jungla, el Aventura y el Deportivo. Este parque es especial por tener un nivel, el Canopy, formado solo por tirolinas, y un nivel creado para los más temerarios y para el que se necesita una buena forma física: el X-Treme. Por si esto fuera poco, también se puede desafiar al vértigo en el Monkey-Jump, un salto al vacío desde los 12 metros de altura.

Joven en tirolina. Imagen del Facebook de Aventura Amazonia.

Y si desafiar al vértigo hablamos, ¿por qué no probar la tirolina más larga entre árboles de España? ¿Os imagináis “volar” a 255 metros de altura a 60km/h? Esta tirolina se encuentra en el parque de Pelayos de la Sierra, junto al Pantano de San Juan, donde se puede elegir entre los niveles Minikids (para niños de 4 a 7 años), Kids, Explorador, Jungla, Aventura y Deportivo.

Si además de la adrenalina os gusta la playa, os recomendamos las playas andaluzas. El parque de aventuras de Marbella, en Málaga, está situado a 500 metros del mar. El recinto ofrece el nivel para los más pequeños además del Explorador, Jungla, Aventura y Deportivo, y cuenta con una tirolina de 240 metros y un Monkey-Jump. ¿Quién dijo miedo?

Sin salir de Andalucía, en Víznar (Granada), los aventureros encontrarán un obstáculo muy curioso: ¿os apetece surfear en el aire con una tabla de sur situada entre los árboles? A los andaluces las alturas les gustan mucho, y por eso este parque no rompe la tónica y tiene una tirolina de más de 200 metros entre otras 21.

Y del calor del Sur nos vamos al fresquito del Norte. Allí, en Villanúa, Pirineos, Aventura Amazonia tiene un parque de aventuras con salto de Tarzán incluido. Pero sin duda lo más interesante en este caso es la zona de tiro con arco y las canoas.

Esta red de parques, si bien no pone límites de acceso ni a niños ni a adultos, establece unos mínimos y máximos de edad y peso para realizar sus actividades. De este modo, se debe tener un mínimo de 6 años y 1,15 metros y un máximo de 650 años y 130 kilos. Igual que en el caso de De Pino a Pino, aunque no se exige una forma física especialmente buena, se prohíbe la participación a personas con enfermedades.

Igual que en De Pino a Pino, Aventura Amazonia tiene múltiples opciones para diferentes eventos: despedidas de soltero, actividades extraescolares, eventos empresariales… Aunque hay algunas variaciones según el parque en cuestión, los precios oscilan entre los 14 y los 24€, y se recomienda reservar, ya sea por teléfono o por correo electrónico.

Dejar un comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos obligatorios están marcados con *

Please enter your comment!

  Al enviar tu comentario, autorizas expresamente a Yo Amo Viajar TV a recopilar y procesar tus datos personales con el fin de administrar el blog de Yo Amo Viajar TV, su contenido y los avatares relacionados con tus comentarios de acuerdo con nuestra política de privacidad

Please enter your name here